Blog

ATRÁS

Londres

  • por Anna
  • 29-11-2019
Anna Alba, escort en Barcelona

Todavía estoy flotando. Hacía muchos meses que lo planeaba, pero más de una vez lo había tenido que aplazar por motivos personales. Y finalmente llegó: un viaje a Londres. Para mi es un ciudad especial, porque la he visitado en etapas muy diferentes de mi vida y tengo algunos recuerdos emocionalmente complicados muy vinculados a ella.  Pero nada podía prepararme para la calidez con la que fui recibida.

Fueron tres días y tres noches de ensueño. Pude encontrarme de nuevo con viejos amigos, que se aseguraron de mantenerme calentita en el frío de la ciudad a base de baños calientes y champagne y se abrieron a mi explicándome las novedades de su vida y los retos que se estaban planteando. Siempre me conmueve que, a pesar de que nos veamos poco, haya gente que se sienta tan relajada conmigo como para explicarme las decisiones importantes que está a punto de tomar. 

Y que decir de los que llegaron tarde a una cena con un ministro sólo por verme (de verdad!!)... sólo de pensarlo me sonrojo.

Por otro lado hubo nuevas amistades que cocinaron pasteles para mi y trataron de explicarme científicamente lo que se considera un líquido y no en un aeropuerto británico (creedme, es un asunto mucho más importante de lo que parece si estás obsesionada con las cremas y piensas viajar al Reino Unido). Y luego los que me rescataron de un día decepcionante convirtiéndolo en un festival de buena comida, risas y buena conversación y una visita a una preciosa tienda de lencería. Pero la guinda de ese pastel no llego hasta el día siguiente, cuando me despertaron a base de café y orgasmos. 

Además de todo esto, tuve la enorme suerte de encontrarme en Londres al mismo tiempo que la maravillosa Nicolette Bond, con quien tuve tiempo de jugar en privado y a la que también vi en el evento organizado por Kinky London Escorts, el grupo de mujeres más peligrosamente delicioso de toda la ciudad. Una banda de preciosas mujeres dispuestas a robarte el corazón del que me siento muy honrada de formar parte

Lo pasamos genial! Normalmente, este tipo de eventos llenos de gente desconocida y de ruido me agobian un poco, porque soy tímida y además cuando todo el mundo habla a la vez en un idioma que no es el tuyo te sientes un poco abrumada. Pero todas las mujeres que se acercaron a hablar conmigo me hicieron sentir como en casa. Especialmente mi bella amiga Letizia Miró, a quien veo demasiado poco. Fue un placer verla de nuevo y comprobar que sigue siendo la morena más espectacular de Londres. I qué decir de Louisa Knight! Fue la anfitriona del evento y su alegría y energía desbordante nos contagió a todas.

En fin, que Londres me ha vuelto a robar el corazón otra vez. Y eso significa que tengo la intención de volver regularmente. No podría hacer otra cosa después de haber sido tratada tan bien! Así que... estad atentos, porque no creo que tarde mucho en anunciar próximas visitas, me habéis convertido en una adicta!