Blog

ATRÁS

Minifalda power!

  • pruebas
  • por Administrator
  • 29-04-2013

Tengo una amiga que el otro día me explicaba lo siguiente: "Yo he decidido no volver a ponerme minifalda a menos que sea para salir de fiesta. Cuando me la pongo me dicen cosas por la calle, y me siento incómoda!". La verdad es que me importa poco si lleva falda o no, pero por dentro pensé: "¿Dónde ves el problema?".


A menudo pienso que a las mujeres nos da miedo usar todo nuestro poder de seducción. Y no sabemos lo que nos perdemos! A mi, los días que me levanto picarona me gusta vestirme con una corta minifalda para ir a la oficina. No veas las miradas en el ascensor! Sin olvidarse de los recepcionistas, que excepto a mi, sólo saludan a los jefazos. Además, si tengo que discutir con mi jefe es la mejor forma de distraerlo, ponerle nervioso y conseguir que me deje hacer las cosas como yo quiero. Todo ventajas!

Yo reivindico el piropo callejero, las miradas lascivas y los pitidos de claxon. No seáis tontas! Si se hace de forma divertida y no faltando al respeto te alegran el día, te suben la autoestima y te dan más seguridad en ti misma. Y lo mejor es que los hombres soléis ser generosos, si una chica es sexy da igual que sea guapa o fea, alta o baja, por lo general recibe un piropo.

Ninguna mujer debería quedarse sin la experiencia de estar hablando con un hombre y sentir que está haciendo esfuerzos sobrehumanos para seguir mirándote a la cara y no bajar la vista hasta esa pequeña franja de tela que esconde secretos que le gustaría conocer. Que morbo!

PD: Quien dice minifalda dice escotazo, camiseta sin sujetador (no para el trabajo, que no soy tan mala, jeje), camisa bajo la que se percibe un bonito sujetador o ahora que viene el verano, unos bonitos shorts. Las posibilidades de provocar son infinitas!