Blog

ATRÁS

Sin palabras

  • pruebas
  • por Administrator
  • 02-03-2013

A alguien le leí por ahí que en el sexo todo es más fácil. Y creo que es verdad, es algo que he aprendido en este tiempo. Tendemos a complicarnos la vida, a no comunicarnos, a crearnos un personaje y vivir dentro de él para estar protegidos, para que no nos hagan daño. Todos lo hacemos, seamos sinceros.

Pero a veces me ocurre que cuando un hombre se desnuda delante mío, tengo la sensación de que también se está quitando toda esa carga. No hace falta decir nada, solo fundirse en besos, abrazos,  jadeos y sudor. Y me da la sensación de que en ese momento esa persona me está entregando lo más puro que tiene: su instinto. Y entonces creo que le conozco, que sin saberlo me ha regalado un destello de sinceridad. Es muy bonito. Es liberador simplemente ser dos cuerpos en movimiento.

Después nos vestimos y volvemos a nuestra rutina, él y yo. Cada uno con sus problemas, sus penas, pero también sus momentos de alegría, sus ambiciones y sueños. Es como si nada hubiera ocurrido, pero sí que ha pasado, era real, y ha sido maravilloso.